lunes, 26 de abril de 2010

Nikola Tesla el hacker del siglo XIX

Durante su juventud, Tesla tenia la idea de aprovechar la tremenda caída de agua de las cataratas del Niágara como fuente inagotable de corriente alterna. Siempre fue su sueño y estaba seguro de que era conveniente. Dentro de sus primeras acciones en Estados Unidos, Nikola Tesla presentó la patente de un motor de inducción de corriente alterna, cuyo uso se sostiene en la actualidad.
En aquellos tiempos, la idea de la corriente alterna era inusual y no contaba con mucho apoyo de la comunidad científica; incluso era al revés, Edison se estaba encargando de desacreditarla y llegó incluso a usar su influencia para que el uso de la CA estuviera presente en la silla eléctrica, siendo ésta una manera de darle mala publicidad; también trató de pasar una iniciativa al congreso para que prohibieran el uso de la CA alegando que era un riesgo para la salud, a lo que el propio Tesla respondió exponiendo su propio cuerpo a la corriente y verificando que era totalmente segura. Luego Nikola Tesla creó su propia compañía y comenzó a trabajar para George Westinghouse, cuyo capital fue utlizado para impulsar el uso y desarrollo de la CA. Las primeras grandes aplicaciones de la CA fueron aplicadas en la industria de Westinghouse.
En 1895, Tesla ve realizado su sueño e instala un generador de corriente alterna junto al Niágara.
Posteriormente los generadores instalados servirían para iluminar la ciudad de Búfalo exclusivamente con CA.